El joven indio que perdió el miedo...




Los indios americanos tenían la costumbre de iniciar a los jóvenes de la tribu al cumplir los 13 años de edad. Se les vendaba los ojos y se les llevaba lejos de la tribu a un bosque desconocido, luego
se les quitaba las vendas y se les dejaba solos durante la noche. Era la primera vez que tendrían que pasar la noche alejados y aislados de sus familiares.

El joven indio, con mucho miedo, tenía que soportar los sonidos de los animales del bosque. Los rugidos de las bestias, los aullidos de los lobos... Se quedaba alerta toda la noche enfrentando sus temores.

Después de una noche que parecía interminable, el joven empezaba a ver los primeros rayos de luz y se daba cuenta de que estaba rodeado de flores, árboles y para su sorpresa, a muy pocos metros de él, estaba su padre muy atento, con arco y flecha, cuidando que no le pase nada.

Esta práctica ancestral de los indios americanos nos trae el mensaje de que la mejor forma de vencer el miedo es enfrentándote a él.

¿Qué miedos tienes que te persiguen? Trata de generar una experiencia, segura como en la historia, donde puedas enfrentarte a tus miedos y superarlos.

Fuente: Our Daily Bread
 —

No hay comentarios: